Quienes somos

Nuestros proyectos

Cultura judía

          Presentación   Para grupos:           Fiestas  Judías
          Memorias      Actividades acercamiento cultura judía           Juderías de Aragón
          Nuestros datos      Cuentacuentos           Bailes judíos
          Galería de fotos      Aragón Medieval (y de las tres culturas)           Música judía
          Material para descargar      Proyecto: Distintos en la Igualdad           Holocausto
               Dialogo interreligioso           Cocina judía
          En los medios      Costes (para grupos)           Paginas de interés

  Para particulares:  
Novedades      Beit Sefarad Shalom Aragón (celebración fiestas judías, talleres, etc.)
      Curso hebreo y cultura judía  
 

 

 
Festividades judías años judíos 5774/5
2014
 
Calendario fiestas judías 2011 a 2015
   

Las festividades y el calendario judío

 

 

El CALENDARIO JUDÍO

 

La cultura cristiana, heredera directa de la cultura judía, mantiene en común con ella una fiesta, la Pascua, y su peculiar situación variable en el calendario. El año judío es solar como el cristiano, pero los meses son lunares: de ahí que cada dos años o tres tenga que añadirse un mes bisiesto para adecuar el cómputo de los meses lunares al año solar, por ello cada año la Pascua, y la Semana Santa que la precede, caen en fechas distintas. Es por tanto la influencia del calendario judío en el nuestro, lo que determina esta peculiaridad no sólo litúrgica, sino también civil. Hay que estar pendiente, pues, del plenilunio de marzo, para cuyo cálculo a largo plazo se han construido diversas tablas o epactas.

El calendario judío es eminentemente religioso (todos lo son, pero de éste tenemos más clara constancia)

Tiene instituida la semana, cuyos días se nombran por ordinales y empezando por el domingo, para ajustarse a los días de la creación del mundo. Los seis primeros días son laborables, y el séptimo, que sí tiene nombre, el “Shabbath” (Reposo), es el día de descanso, como en el relato bíblico. Obsérvese la coincidencia con la manera española de contar los días de la semana empezando por el primer día laborable (en nuestro caso el lunes) acabando en e día de descanso; a diferencia de otras lenguas de nuestra cultura, que empiezan la semana el domingo (día del Sol). Tal como la propia denominación indica, toda la semana está al servicio del sábado, del día de descanso, la gran institución judía, con raíces bíblicas, en torno a la que se fundó una nueva civilización que dio el mayor paso de toda la historia para la abolición de la esclavitud: empezando por el inmenso lujo del descanso sabático también para los esclavos (“no olvides que fuiste esclavo en Egipto”) y continuando por las leyes que limitaban el tiempo y las condiciones de esclavitud.

Al ser la luna la que marca el tiempo en el calendario judío, los meses del año oscilan entre 12 y 13. Con una frecuencia muy complicada de determinar (en el ciclo de Metón, de 19 años, son embolísmicos (de un mes más) los años 6º, 8º, 9º, 11º, 14º, 17º y 19º. (esto ya en la reforma del rabí Samuel a.C) que vino a poner orden en un calendario absolutamente variable, en el que las fiestas caían fuera de la estación que les daba sentido. Con esta reforma quedaron los años regulares en 353, 354 y 255 días; y embolísmicos (que llamamos bisiestos para entendernos), eran de 383, 384 y 385 días. Para ajustar las cuentas hoy dos meses, el “Kislew” (del 6 de octubre al 4 de noviembre) y el “Marjeshván” (del 6 de octubre al 4 de noviembre) que oscilan en un día. Los meses son de 29 días los pares, y de 30 los impares.

Al principio no tenían nombre, sino tan solo la numeración (recordemos que en el calendario romano antiguo, sólo cuatro meses tenían nombre; el resto hasta los diez, eran ordinales); pero con la deportación de Babilonia se traen algunos nombres de meses. En la actualidad se sigue la siguiente denominación de los meses: 

 

 
     

La era judía comienza a contar desde la creación del mundo, que se calcula sumando las edades de las distintas generaciones mencionadas en la Biblia. Puede calcularse qué año judío corresponde a determinado año cristiano sumándole 3.760, o bien restando la cantidad de 240 al año cristiano y sumándole 4.000 a la cifra obtenida. Así el año 2.000 cristiano era (2.000 - 240) + 4.000= 5.760 año judío.

 

Y en cuanto a la fecha de inicio del año nuevo, es de gran complejidad. Se debe celebrar en el “Moled” que sigue inmediatamente al equinoccio de otoño. Pero al tener que caer en determinado día de la semana, y al contar desde la salida de la luna, y no desde el inicio del día (a las 6 de la tarde) los desplazamientos resultantes son considerables.

 

 

· 1º mes: Tisrí (septiembre/octubre).

· 2º mes: Hesván (octubre/noviembre).

· 3º mes: Kislev (noviembre/diciembre).

· 4º mes: Tebet (diciembre/enero).

· 5º mes: Shebat (enero/febrero).

· 6º mes: Adar (febrero/marzo).

- 7º mes: Nisán (marzo/abril)

· 8º mes: Iyar (abril/mayo).

· 9º mes: Siván (mayo/junio).

· 10º mes: Tamuz (junio/julio).

· 11º mes: Ab (julio/agosto).

· 12º mes: Elul (agosto/septiembre).

El mes bisiesto, cuando lo hay, se añade después de adar, y se llama  ve-adar o adar sení (segundo)

 

CICLO FESTIVO ANUAL

 

Dentro del ciclo festivo anual podemos distinguir entre:

 

 

 

1. 

Las fiestas solemnes en los llamados "días temerosos" (Yamim noraim), que comprenden desde año nuevo (Ros hasaná) al día de la Expiación o del Gran Perdón (Yom Kipur).

 

2.  

Las fiestas mayores o "días buenos" (yamim tobim) que son aquellas que en tiempos del Templo había la obligación de peregrinar a Jerusalém.

La Pascua o Pesah

La recepción de la TORA o Sabu’ot Pentecostés.

Fiesta de los tabernáculos o Sukot.

 

3.   

Las fiestas menores que recuerdan algún hecho histórico del pueblo judío:

Fiesta de las luces o Januká

Fiesta de las Suertes Purim  (parecido a carnaval)

Año nuevo de los arboles o Tu-bisbat

 

 

4.   

Fiestas en las que hay obligación de ayunar: el 9 Ab, Tisa beab, día de la destrucción del Templo.

 

 

FIESTAS JUDÍAS
 

 

Tisrí (septiembre/octubre):

        “Rosh Ha-Shanah ” -Año Nuevo Judío

Comienzo del año judío y primero de los diez días destinados al arrepentimiento. Durante este período  se expresan los deseos de enmienda y se medita sobre los pecados. Los platos habituales de las comidas contienen numerosos símbolos: abundancia, dulzura (manzana y miel) y de reunión del pueblo judío (granada).

   Rosh Hashaná es el inicio del año. En ese día, Adam, el primer hombre, y Eva, fueron creados. Aunque la creación se inició seis días antes de que Adán y Eva fuesen creados, el décimo día es sin embargo considerado el inicio del mundo, y se estableció Rosh Hashaná en esa fecha, ya que la humanidad es el centro del universo, para la que todo fue creado. Con su creación, el mundo entero fue concluido y el deseo de D-os en el mundo se realizó.

   Se llama Rosh Hashaná, que literalmente significa “Cabeza del año”, y no meramente el inicio del año. Como se mencionó, las festividades son una repetición del evento original que tuvo lugar ese día. Al igual que en el inicio de la creación, Dios consideró la creación del mundo. Así también en cada Rosh Hashaná, Dios se relaciona con el mundo con vigor renovado, de una manera no antes establecida y que determina Su relación con el mundo para todo el año siguiente.

     “Yom Kippur”- El Día del Perdón

Ayuno estricto muy respetado entre los judíos. Cada cual, individualmente, expresa su arrepentimiento para beneficiarse del perdón divino que interviene este día. Las promesas que no han sido cumplidas se anulan al comienzo de Yom Kippur y así, por la noche, el sonido del chocar (cuerno de cordero), puede anunciar la remisión de los pecados y las faltas.

       “Sucot” - Fiesta de los Tabernáculos”

Recuerda la época de travesía del pueblo judío en el desierto de Sinaí al salir de la esclavitud en Egipto. Orden divina de vivir en cabañas durante una semana para sentir vibrar el mundo exterior.

      “Simjat Tora”- Finaliza la lectura del Pentateuco.

Este día se termina la lectura de la Tara: Se reanuda desde el primer capítulo. Se saca las sagradas escrituras de la sinagoga y se baila con ellas en las calles y plazas, al día siguiente se comienza a leer de nuevo.

Tebet (diciembre/enero): “Jánuka” – La Fiesta de las Luminarias”

La fiesta de las luces recuerda la victoria de los Macabeos sobre los helenos, que pretendían destruir la religión judía y helenizar al pueblo. Aunque profanaron el Templo dedicándolo a dioses paganos, fue reconquistado por los judíos. Pero no tenían suficiente aceite no profanada para consagrarlo antes de su reapertura. Milagrosamente, el aceite que debía consumirse en una sola jornada ardió durante ocho días dando origen a la fiesta en la cual se enciende velas en una Janukia – candelabro de 9 velas.

Shebat (enero/febrero):  “To Bishvat” Año nuevo de los árboles.

Es una fiesta menor en el calendario hebreo.
El nombre Tu Bishvat viene a partir de la fecha del día de fiesta, el décimo quinto día de Shavat (שבט). Shevat es el nombre del mes del calendario hebreo y las letras ט y ו, leído como “Tu” es el número 15 representado con la numeración hebrea.
El 15 de Shavat (mes equivalente a febrero), en Israel comienzan a asomarse los primeros brotes de vegetación. En consecuencia, se salía a plantar árboles. Por eso, ésta es una fiesta de la naturaleza.

Adar (febrero/marzo): “Purim”

Celebra la historia del libro de Esther (Antiguo Testamento), recuerda el carnaval. Conmemora el exilio de los judíos en Persia. La víspera los judíos ayunan conmemorando el ayuno decretado por Esther, mientras ella se preparaba para interceder ante Asuero, rey de los persas, y evitar así la masacre decretada por su visir Amán.

Nisán (marzo/abril): La Pascua “Pesaj”

Se celebra cerca de Semana Santa, conmemorando la salida del pueblo de Israel de Egipto, en una cena en la cual se junta toda la familia y se lee la “Agada” el relato de la salida de Egipto.

Iyar (abril/mayo): “Lag Baomer”

El día 33 de la cuenta del Omer (cosecha) es el 18 del mes judío de Iaar. Es un día especial en la cuenta del Omer, conocido como Lag baomer.
Hasta este día se observa un cierto duelo, especialmente la prohibición de casamientos.
Este acontecimiento está relacionado con la rebelión frente a los romanos, en la cual los alumnos de Rabí Akiva tomaron parte activa en la lucha y es probable que en Lag baomer triunfaron y desearon eternizar este día. Esta sería la explicación a la costumbre de los muchachos que salen a los bosques con un arco y flecha y el encender hogueras.

Tamuz (junio/julio):

    “Bicurim” o “Savohot”- La Fiesta de la Recogida del Campo y recepción de la “Tora”

La celebración de la revelación de la Ley a Moisés en el monte Sinaí. Es también la fiesta de la preocupación por aquellos que no son judíos. Se honra especialmente a Ruth, la pagana elegida por Boaz para fundar el linaje del rey David. Este día se procede a la lectura de los 613 preceptos. Además es la fiesta de la cosecha y de los primeros frutos ofrecidos al templo.

     Ayuno del 17 de Tamuz

Día de ayuno menor (observado desde la salida del sol al crepúsculo).Fue instituido en recuerdo de la ruptura de la murallas de Jerusalén durante ambos sitios a la ciudad: primera vez por Nabucodonosor de Babilonia, el 9 de Tamuz de 586 a. C., y por segunda vez por el comandante de las legiones romanas, Tito, el día 17 de Tamuz del año 70, que devino tres semanas más adelante en la caída de la ciudad y destrucción del segundo Templo el día 9 de Av del año 70.

Ab (julio/agosto):

     Ayuno Tisha (día noveno) Beav (mes de Ab)

Conmemora la destrucción del primer templo de Jerusalén por los babilonios en el año 586 a.C. se prohíbe comer, beber, lavarse, calzar zapatos, cocinar o hacer el amor desde la salida del sol hasta la caída de la tarde. Es el día en que el Masias (salvador) debe aparecer y construir el tercer y último templo, símbolo de la salvación de Israel y de los pueblos.

      Tu B'Av día 15 del mes de Av (el 11º del año) – día del amor

Es considerada una fiesta popular de la naturaleza en la época del Segundo Templo de Jerusalén en la cual las mujeres de Jerusalén salían con vestidos blancos prestados para no avergonzar a quien no los poseía, y bailaban en los viñedos (Mishná, Taanit 1:10). También los varones concurrían a la fiesta, uno de cuyos objetivos era la elección de pareja.

Día descanso semanal: los sábados